Mes: junio 2017

En la actualidad, el realizarse ciertas pruebas médicas es de lo más recomendable y normal.

En general, existen pruebas ya determinadas como periódicas para la mujer, que ayudan a analizar y prevenir cualquier problema que estuviese alterando su salud.

En el caso de los hombres, también se tienen pruebas médicas, por así decirlo… para detectar los padecimientos propios del género.

Uno de ellos es el conocido como la prueba del antígeno prostático específico o APS, por sus siglas.

Veamos entonces primero qué es un antígeno prostático específico.

El antígeno prostático específico o (APS), es una proteína producida por las células de la glándula prostática.

Esta prueba mide el nivel de APS en la sangre de un hombre. Para esta prueba, la muestra de sangre se envía a un laboratorio para su análisis. Los resultados se informan generalmente en nanogramos de APS por mililitro (ng / ml) de sangre.

Esta es una prueba aprobada originalmente por la FDA en 1986 para controlar la progresión del cáncer de próstata en hombres que ya habían sido diagnosticados con la enfermedad.

En 1994, la FDA aprobó el uso de la prueba de APS junto con un examen rectal digital (ERD) para hacerle las pruebas a hombres asintomáticos de cáncer de próstata.

Los hombres que informan síntomas de próstata a menudo se someten a pruebas de APS (junto con un ERD) para ayudar a los médicos a determinar la naturaleza del problema.

Además del cáncer de próstata, una serie de condiciones benignas (no cancerosas) pueden causar un aumento del nivel de APS.

Las condiciones benignas más frecuentes de la próstata que causan elevación del nivel de APS son la prostatitis (inflamación de la próstata) y la hiperplasia prostática benigna (HPB) (agrandamiento de la próstata).

No hay evidencia de que la prostatitis o la HPB lleven al cáncer de próstata, pero es posible que el paciente tenga cualquiera o ambas de estas enfermedades y también desarrolle cáncer de próstata.

Por lo anterior cabe la pregunta de saber si se recomienda la prueba de APS para la detección del cáncer de próstata.

Algunas organizaciones recomendaron que los hombres que están en mayor riesgo de cáncer de próstata, incluyendo hombres y hombres afroamericanos comenzaran a ser examinados a los 40 o 45 años.

Sin embargo, como se ha aprendido más acerca del cáncer de próstata Tanto los beneficios como los daños del cribado del cáncer de próstata, varias organizaciones han comenzado a advertir contra el rastreo sistemático de la población.

Aunque algunas organizaciones continúan recomendando el cribado del APS, hay un acuerdo generalizado de que cualquier hombre que esté considerando hacerse la prueba debe primero ser informado en detalle sobre los posibles daños y beneficios.

Actualmente, muchos son los laboratorios que realizan este tipo de pruebas tal como los Laboratorios Azteca.

Por lo que si tu médico te ha indicado realizarte la prueba, no dudes en solicitar nuestros servicios para un mejor seguimiento.