Las úlceras de las venas no siempre son lo que parecen

Las úlceras venosas suelen ser grandes, superficiales, indoloras y situadas alrededor del maléolo medial o lateral.

Las úlceras varicosas son causadas por la incompetencia que tienen las válvulas dentro de las piernas para hacer su trabajo.

Estas válvulas incompetentes hacen que se exprima la sangre en las venas superficiales, cuando los músculos de la pantorrilla están contraídos, en lugar de hacia arriba, hacia el corazón.

Se produce entonces la dilatación de las venas superficiales (varicosidades) y la consiguiente presión venosa ya aumentada produce un edema, eccema venoso y por último la ulceración.

Las válvulas también pueden dañarse después de la hipertensión venosa, que ocurre en mujeres embarazadas y puede deberse a la ausencia congénita de las válvulas.

Muchos son los estudios para determinar la cantidad de personas que padecen de úlceras varicosas y la relación varía de acuerdo a cada país.

ulcera-varicosa

Sin embargo, se ha observado que independientemente del lugar, quienes padecen de este problema tienen más posibilidades de que empeore con la edad.

Esta enfermedad tampoco tiene una predilección socioeconómica, lo que sí se ha visto es que las úlceras tardan más en sanar en los grupos socioeconómicos más bajos.

Esto puede deberse a las dificultades en el acceso a la gestión basada en la evidencia, como la evaluación Doppler y la terapia de compresión.

Para detectar el problema, es necesario realizarse un diagnóstico clínico, aun cuando se pueda observar la pérdida de piel por debajo de la rodilla en la pierna o el pie, que tarda más de dos semanas en curar.

Es también importante comprender que existen factores que pueden llevar a tener úlceras varicosas y estos pueden ser:

  • Tener una trombosis venosa profunda
  • Tener Flebitis
  • Tener fracturas anteriores, trauma o cirugía
  • Tener antecedentes familiares de enfermedad venosa
  • Tener síntomas de insuficiencia venosa. Por ejemplo, dolores o pesadez en las piernas, dolor, picazón, hinchazón, descomposición de la superficie de la piel, pigmentación, eczema

Y entre las características de un historial clínico que sugieren una causa no venosa incluyen:

  • Antecedentes familiares de úlceras no venosas
  • Historia de: cardiopatía, accidente cerebrovascular, ataque isquémico transitorio
  • Diabetes mellitus
  • Enfermedad arterial periférica o claudicación intermitente
  • Fumar cigarrillos
  • Artritis reumatoide

ulcera-varicosa2

Es importante tener presente que el 80% de todas las úlceras de la pierna son úlceras varicosas y una probable úlcera superficial relativamente indolora con una base de granulación irregular en la región de la pierna (entre la rodilla y el tobillo) es de origen venoso.

Un examen al respecto puede ayudar a descartar una serie de diagnósticos diferenciales, como los siguientes:

  • Úlcera arterial
  • Úlcera neuropática
  • Úlceras malignas
  • Úlcera reumatoide

Por lo anterior, es importante estar atento a cada síntoma y conocer mejor tu historia clínica. Por lo que el visitar a tu médico con regularidad y realizarte los exámenes médicos adecuados podrán hacer que un problema venoso no llegue a extremos de desarrollar una úlcera, por muy indolora que ésta sea.